Los resultados del trabajo bien hecho.

La mayor satisfacción a la hora de hacer un trabajo es obtener resultados.

Y si los resultados son buenos, el estado de alegría es mayor.

Hoy he estado repasando los árboles con algo más de dedicación y ya puedo confirmar que los árboles de Jesús han pasado el bache y están respondiendo bien a los trabajos.


El olivo, que habíamos dejado así en el trabajo anterior (pincha aquí), lleva buen camino con la brotación y hemos conseguido que brote del interior de las ramas, por lo que podremos trabajar mejor la ramificación y seguir definiéndola. 




Y el procumbens, al que habíamos dejado con un ataque salvaje de araña roja (pincha aquí), ha empezado a brotar y los brotes tienen una punta sensacional. De la araña ya no queda rastro, pero aún así debemos seguir pendientes y mantenerlo en un ambiente con cierta humedad en los días de viento


 Lo mejor de estos resultados es ver la cara de felicidad de Jesús cuando los ha vuelto a ver, y aunque vayan a quedarse un poco más en casa para terminar de pasar la brotación, sabe que volvemos a estar en el camino acertado.

Y no sólo tenemos sorpresas en los trabajos de Jesús, también las pleiones que me regaló Silvia (Diaro de un bonsai) empiezan a dar señales de moverse. 


Seguimos disfrutando de la primavera y del trabajo en nuestros bonsais!

Manuel Porras Sanchez

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en este blog! No dejes de hacerlo!

Instagram