Tiempo de ficus

Hola de nuevo!

De vuelta a casa me han recibido unos cuántos grados de diferencia que han alegrado el jardín del bonsailover y ha hecho que los árboles me reciban con ganas de trabajarlos.Y dado que el tiempo acompaña y que es una de las especies que más me divierten, hoy os presento el trabajo que llevamos a cabo Jesús y yo en su ficus, el último de los árboles de Jesús que han estado un tiempo de visita por casa.

Este era su estado inicial


A simple vista el árbol está muy avanzado, pero si nos fijamos un poco más al detalle vemos algunos defectos que debemos seguir corrigiendo para hacer de este sohin un árbol interesante. 

 Una cicatriz en el frente del árbol que debe de ir cerrando poco a poco y una raíz fea en el frente del nebari le quitan puntos a este árbol por lo que vamos a buscar soluciones.

Lo primero que hacemos es un defoliado total del árbol. Recordad que para defoliar un árbol debéis conocer su estado de salud y aseguraros de que es el tiempo adecuado para llevar a cabo esta técnica. Si no, estaréis comprometiendo seriamente la salud del árbol.


Una vez defoliado podemos apreciar mejor estos errores y a partir de este punto empezamos a alambrar y a comentar los pasos que debe seguir el árbol.


El resultado final ha sido este. Hemos decidido que cambiando el frente mientras cierra la herida es una buena manera de disimular ese corte, que debemos rebajar con ayuda de las gubias y seguir potenciando la formación del ápice. para que termine de cicatrizar. En el trasplante, que llevará Jesús a cabo, se estudiarán las raices y se mejorará esa raíz que se despega del tronco principal. La opción de sacar alguna raíz aérea más se ha valorado y vamos a seguir viendo como responde el árbol para hacerlo o no.

Y esto es todo por hoy, espero que os haya gustado.

Un saludo

Manuel Porras Sanchez

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en este blog! No dejes de hacerlo!

Instagram