domingo, 11 de mayo de 2014

Visita a los jardines del mundo. III parte y última

Bueno, pues con esta última entrega os quiero terminar de contar los jardines que visité. Vamos a ello.

Si os acordáis de la anterior entrada, Jardines del mundo parte 2, nos habíamos quedando en el jardín memorial. Saliendo de este jardín nos acercabamos al jardín chino. Este jardín es uno de los más grandes dentro del parque y contaba con númerosos edificios, incluido un lago:




Toda la decoración estaba rodeando este remanso de paz, y con las siguientes fotografías os lo quiero mostrar.



 Hasta Confucio tiene su rinconcito en este jardín! Dentro de este jardín nos encontramos con un restaurante y con una tienda de souvenirs. Pero los souvenirs, sorprendentemente no son de los jardínes del mundo, todo lo contrario, es una tienda de antigüedades chinas y cosas no tan antiguas. 

A la salida de este jardín nos pusimos rumbo a los jardines italianos, y por el camino dimos con una pradera dedicada a los tulipanes. En esta fecha, los tulipanes muestran su esplendor y pudimos disfrutar de los colores y las combinaciones creadas por los responsables del parque.






 Despues de esto, llegamos a un jardín renacentista, inspirado en los jardines mediterraneos, grandes ventanales, setos bien cortados. Un diseño fresco y aromático.




Como todo buen jardín que se preste, la presencia de un laberinto es necesario. En los jardines del mundo no iba a ser diferente. Nos adentramos hasta el corazón de este laberinto formado por setos de tejos y en su interior pudimos subir a la torre vigía, desde donde pudimos contemplar el diseño del laberinto y encontrar una salida más rápida. Muy divertido este laberinto.


 

El día iba terminandose y nos quedaba todavía mucho que ver...Decidimos visitar un jardín más y dejar el resto para una futura visita.

El último jardín visitado fué un jardín árabe. La edificación recreaba un patio árabe típico, con sus columnas llenas de inscripciones y una fuente en el centro del parque. El agua, tan importante, es la que tomaba importancia en este jardín.








Bueno, y hasta aquí mi visita a los jardines del mundo en Berlín. La verdad que muy recomendable esta visita para los amantes de la naturaleza. Sentirse rodeado de tanta vegetación dentro de una ciudad como ésta, es bastante relajante.
Espero que hayáis disfrutado tanto como yo de las 3 entradas que he escrito sobre esta visita y os invito a seguir participando de este blog.

Un saludo a todos y nos vemos en la siguiente entrada.








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en este blog! No dejes de hacerlo!