Zapatos nuevos.

Ya parece que viene el buen tiempo, aunque hoy haga un día lluvioso y haga otra vez algo de frío...

Pero aún así, he decidido empezar a trasplantar algunos de los árboles que les hacía falta en mi colección.

Este fin de semana, y coincidiendo con el taller de la Asociación Bonsai Oriente, he decidido trasplantar uno de mis acebuches preferidos, que os lo presenté en esta anterior entrada: La historia de un acebuche

Su estado antes del trasplante es este:


Y la maceta elegida, es la protagonista de esta otra entrada: Papá Noel viene de Japón.

Pues bien, manos a la obra...desmontar, limpiar, comprobar raíces...





Y presentar...Acebuche, esta es maceta, maceta, este es acebuche




La Idea ha sido inclinar un poco más el árbol para que visualmente no quede tan forzada la caida del verde. Pues akadama, palilleo y musgo para proteger del trasplante. Y el resultado final...





Ya en casa, se puede disfrutar más de él, aunque me falte una mesa un poco más alta para exponerlo en condiciones:





Un saludo a todos!

Manuel Porras Sanchez

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en este blog! No dejes de hacerlo!

Instagram