Trabajando la zelkova de Javier.

Ayer, sábado, Javier se pasó por casa para que le ayudase a poner "bonica" a su zelkova.

Como ya os comenté anteriormente, Javier tiene árboles muy interesantes, muy bien cultivados pero siempre ha tenido miedo ha trabajarlos de una forma más directa. Poco a poco va trabajando algunos de sus árboles y los resultados que obtiene le gustan. Eso es bueno, y sobre todo, disfruta. Que eso es lo más importante.

La zelkova que trajo ayer estaba empezando a brotar, por lo que el trabajo se hacía necesario. Esta es la foto de su estado inicial.

Como me comentó. Esta zelkova la adquirió en un vivero hace ya mucho tiempo y se había dedicado a cultivarla, por lo que tenía mucho trabajo que hacer y algunos defectos que son fruto de esos años de cultivo sin hacer los trabajos necesarios para corregirlos.

Estudiamos el posible frente, el nacimiento de las raices, y los posibles diseños y manos a la obra!



Desde mi punto de vista, el trabajo que hemos elegido ha sido el más conservador. Intentando corregir de forma visual los defectos más graves y que necesitan un trabajo mucho más radical. Pero lo importante es que su dueño está contento con el resultado que hemos obtenido. 

  

El trasplante lo terminó de hacer el en casa, ya que quería aprovechar una maceta que tenía allí. Y este es el montaje antes de hacer el trasplante:



Visualmente, la primera rama ha quedado muy inclinada pero hemos decidido dejarla y podarla todo lo que hemos podido para favorecer que brote más atrás y corregir ese defecto. Poco a poco, y con sucesivos trabajos se eliminarán aquellos defectos que se aprecian, pero esto del bonsai es un largo camino y debemos respetar los tiempos (y los gustos de los dueños, jejeje).



Un saludo y enhorabuena a Javier por empezar a darle caña a sus árboles!


 


Manuel Porras Sanchez

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en este blog! No dejes de hacerlo!

Instagram