martes, 13 de agosto de 2013

¿Otro Blog de bonsais?

    Siempre he querido tener mi blog propio y comprometerme con su gestión diaría, es más, todos los días me prometía a mí mismo que ese iba a ser el día en el que daba comienzo y no se como me las he apañado hasta hoy pero los días han ido cayendo como hojas en otoño y el blog ha tardado más de la cuenta en ponerse en marcha. 

    Pues bien, hoy es el día en el que he decidido sentarme y escribir de una vez por todas esa primera entrada que nos lanza al estrellato del mundo "blog".

    Es cierto que hay miles de blogs relacionados con el mundo del bonsai y también es cierto que muchos de ellos tienen tras de si las manos de verdaderos profesionales en este arte que los convierte en visitas obligadas para todos aquellos que nos dedicamos a este mundo. Por eso he decidido lanzar este pequeño blog, dónde no pretendo dar lecciones magistrales de bonsai, todo lo contrario, soy un aficionado más que sigue su camino de enseñanza y al que le siguen quedando muchos kilometros que recorrer, porque una cosa si que he aprendido desde el primer día, este arte siempre tiene algo nuevo que enseñarte. Por lo que solo es un punto de vista más dentro de este arte y dónde os contaré todo lo que hago relacionado con este arte, que muchas veces no solo consiste en regar, podar, alambrar.

    Pues bien, para los que no me conozcais, mi nombre es Manuel Porras y llevo metido en este mundo muchos años. Cómo todos los que estamos en esto, empecé cuando alguien muy especial me regaló un pequeño ejemplar de ficus de un garden y con ese regalo empezó la fiebre del bonsai. Todos los que empezamos de esta manera, y sobre todo, aquellos que como yo somos impacientes, tenia prisa por verlo crecer, por podar, por regar, etc. y como era de esperar... el pobre ficus decidió quitarse de enmedio y dejarme ese sabor amargo del fracaso y sobre todo, la tristeza de haber perdido mi primer bonsai.

    Despúes vino la parte más "asesina" de mi afición. En un impulso de supremacia, decidí hacer bonsai. Leia y releía todo lo que caía en mis manos y lo ponia en práctica con todo lo que pillaba, y aquí es dónde entran las plantas de mi madre, los plantones de viveros forestales y demás "inocentes" que sufrían mi "acoso bonsaistico". Los fracasos se sucedían, pero poco a poco empezaron a quedar algunos "valientes" que sobrevivian a mis "torturas japonesas".

    En esos años yo buscaba por internet toda la ayuda posible y la gente me recomendó buscar asociaciones cercanas a mí para poder aprender y recorrer este camino con gente que se prestase a ello y hay empezó la busqueda de la asociación almeriense de bonsai.

    Yo conocía la existencia de una antigua asociación en Almería, llamada Zirus, pero tras mi larga lucha contra viento y marea no logré nunca saber nada de esta asociación. En esta busqueda encontré a Jesús Cuevas, un gran amigo que había tenido la oportunidad de viajar a Taisho-en y dónde refinó su esquisitez por los trabajos mame. Las conversaciones con Jesús y nuestros encuentros hicieron cambiar mi forma de ver el bonsai y poco a poco fui conociendo a otras personas, entre ellas a Gabi (Thymus), pero no lograba encontrar nada de la asociación.

   Siempre he sido muy propenso a los movimientos asociativos y por ello decidí crear una nueva asociación, por aquello de que si Mahoma no encuentra la asociación...pues se hace una y listo... (Creo que era así el dicho).

    Así nace la Asociación Bonsai Oriente, en la cúal, desde el año 2004, intentamos dar cobijo a todos los aficionados que tenemos el sindrome del bonsai y que necesitamos de este arte para seguir nuestro día a día.

    Gracias a esta asociación, hemos conocido a grandes personas, que hoy en día son grandes amigos y sobre todo a grandes maestros que nos acogen y nos ayudan a caminar en este arte, entre ellos Erasmo García y Jaume Canals, entre otros.

    Pues bien, ya me conoceis un poco más...

    Sólo quiero invitaros a que sigais por este blog mucho tiempo y espero poder compartir con vosotros mis vivencias dentro de este arte y que entre todos, seamos capaces de aprender y seguir disfrutando del arte del bonsai.

    Un saludo de quien os escribe: Manuel Porras Sánchez.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en este blog! No dejes de hacerlo!