sábado, 31 de agosto de 2013

La terraza de los bonsais. Visita al Jardín Botánico de Madrid.

Esta semana he estado en Madrid por motivos laborales y en uno de los pocos huecos que me ha dejado la agenda he querido visitar el Jardín Botánico de esta ciudad para volver a ver los bonsais que allí se exponen de forma continuada. Hace ya cosa de unos 7 u 8 años que los ví por primera vez y no había vuelto a verlos desde entonces y tenía un lejano recuerdo de lo que era aquella terraza.

Bien, esta vez he podido detenerme un poco más y volver a ver estos árboles. 

Los que no conozcais el Jardín Botánico, contaros que está gestionado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, y que está dividido en diferentes zonas, en su página os proponen diferentes guías, actividades e itinerarios para conocerlo con detalle y disfrutar de una bonita visita a un pequeño "pulmón" en el centro de tanta locura. Acceso a la página del Jardín Botánico.

Justo enfrente del Museo del Prado, en la Plaza de Murillo, se encuentra la entrada a este Jardín, que por el módico precio de 3 euros nos permite adentrarnos en un sinfín de variedades y especies que a los amantes de la naturaleza nos sorprenderá por la cantidad de rincones especiales que allí podemos ver.

Paseando por el parque, y siguiendo las indicaciones para llegar a la terraza de Los Laureles, llegamos al lugar donde se encuentra la exposición de bonsais. Según la propia página del parque: 

"La colección de bonsáis del Real Jardín Botánico fue donada en 1996 por el ex presidente del Gobierno D. Felipe González Márquez, y desde 2005 se exhibe en la Terraza de los Laureles, espacio creado expresamente para este fin. Se considera el conjunto más importante de especies autóctonas ibéricas con 61 ejemplares de tejo, sabina negra y albar, acebuche, alcornoque, encina, haya, lentisco, boj, majuelo y olmo entre otros. También cuenta con un grupo de especies procedentes de Japón, China, Canadá y Sudamérica, algunos de los cuales han sido preparados por destacados maestros japoneses del bonsái, como Saburo Kato y Kimura y, que fueron regalados al ex Presidente por jefes de Estado y de gobierno."

 








Una vez alcanzada dicha terraza, la visión se centra en cada uno de estos pequeños. Hay bastantes árboles expuestos y su estado de salud es bastante bueno. Son ejemplares con muchos años que presentan su majestuosidad en un lugar privilegiado. La colección cuenta con varios tejos, varios pinos tanto penthaphylla como de otras variedades, un granado nejikan impresionante, un eleagnus muy bonito, sabinas, robles, encinas, etc.















Muchas son las impresiones que he sacado de esta visita, y la verdad que aunque me haya tirado casi 3 horas dando vueltas, viendo, mirando, pensando, contemplando, etc. para mí ha sido poco tiempo, pero poco a poco os comentaré en sucesivas entradas las impresiones que he sacado de esta visita.

Un saludo a todos, y gracias por seguirme.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en este blog! No dejes de hacerlo!