Un paso atrás.

En la mayoría de las entradas de este blog se habla de trabajos bien hechos, de decisiones acertadas y de lo maravilloso que es todo. 

Nada más lejos de la realidad. Por desgracia, más de una y dos veces metemos la pata o las cosas no terminan de ir como deberían y lo que hagamos después de cometer un error nos marcará el futuro, que en este caso va a repercutir directamente en el futuro del árbol.

Y de eso va esta entrada.¿Os acordáis de este ullastre?


La última vez que lo trabajé y lo puse en el blog fue en esta entrada: PINCHA AQUÍ

Pues algo no fue bien ese trasplante y el árbol quedo totalmente paralizado durante todo el año. 

Su comportamiento durante todo el año me tenía con la mosca detrás de la oreja y me hacía pensar que algo había pasado. No terminaba de brotar e incluso había empezado a secar algunas ramas.



 Así que este año, con la subida de las temperaturas tome la decisión de sacarlo de la maceta de bonsai y volver a maceta de cultivo.

Al empezar el trasplante ví que las raíces no habían emitido ni un pelo absorbente nuevo y estaba prácticamente igual que cuando se hizo el trasplante el año pasado. Como lo que busco es restablecer el vigor del árbol he optado por un sustrato muy drenante y aireado para evitar encharcamientos.


Y el resultado final es el siguiente:


Este año se dejará crecer libremente, y ya veremos como evoluciona.

Dar un paso atrás muchas veces significa avanzar dos pasos hacia adelante. Se me pasan por la cabeza muchas cosas como causa de esta parada en el crecimiento del árbol, ahora toca seguir aprendiendo de los errores para no volver a caer en ellos.

Un abrazo y espero que salga adelante.

Manuel Porras Sanchez

6 comentarios:

  1. Hay veces que las cosas no funcionan como tenemos previsto. Yo siempre intento hacer la poda en luna menguante especialmente el día de luna nueva, al estar la sabia concentrada en la zona de la raíz conseguimos evitar el riesgo de sangrado cicatrizara mucho mas rápido y la brotación es mucho mas vigorosa lo puedes comprobar con los ficus, veras como no llegan a soltar ni una gota de látex,después lo dejo descansar como mínimo una semana y hago el trasplante aprovechando que la sabia esta mas concentrada en la parte aérea del árbol cuando la luna está en fase creciente y nunca coincidiendo con el día de luna llena, desde que sigo estas pautas me llevo menos reacciones no deseadas en mis plantas,Gracias por compartir tus trabajos me parecen geniales, saludos

    ResponderEliminar
  2. La influencia de la luna sobre ciertos procesos en la tierra son una realidad q hay q tener en cuenta.
    Gracias Juan por tu comentario, lo de los ficus lo probaré este año.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Ánimo Manuel, a confiar en que este año sea el del resurgimiento de este ullastre. La verdad es que reveses como este los hemos llevado todos y los seguiremos llevando, lo que pasa es que, como ya apuntas en tu intervención, de ellos nadie suele hablar. Da gracias de que, al menos, sigue vivo y tendrá una segunda oportunidad, por maceta y cantidad de sustrato no va a ser.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí, equivocarse es también bonsai. Y sobretodo cuando le puede ayudar a alguien a no caer en los mismos errores.

      Confío en que salga hacia adelante, pero ya sabes que muchas veces los árboles son caprichosos como ellos solos.

      Un abrazo para ti también.

      Eliminar
  4. Hola Manuel,
    a todos nos pasan cosas de este tipo e incluso peores que acaban con la muerte de un ejemplar. Incluso a los profesionales.
    Hace unos años estuve en el jardín de un conocido profesional del bonsai y el jardín maravilloso: todos los árboles impecables. Luego nos enseñó la trastienda, donde tenía los árboles ocultos al público y ahí pude ver que muchos de ellos estaban enfermos, débiles, e incluso alguno que otro muerto.
    Por consiguiente, tómate estos reveses como algo normal de esta afición. Procura que sean los menos posibles, pero nadie es perfecto, ni siquiera los profesionales.
    Un saludo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto! En mi caso este tampoco es el primero en venirse abajo, y por desgracia se que tampoco será el último...
      Pero esta entrada va también dedicada un poco a eso. A nuestros fracasos. No todo es de color rosa en este arte y no siempre tenemos una varita mágica para hacer cosas maravillosas. Hay veces que somos meros aprendices con ganas de resolver nuestras dudas.

      Gracias por comentar.
      Un saludo

      Eliminar

Gracias por participar en este blog! No dejes de hacerlo!

Instagram