Quien tiene un amigo tiene un tesoro.

Si algo he aprendido en todo lo que llevo recorrido en este mundillo del bonsai es que, por norma general, te rodeas de gente que termina formando parte de tu círculo de amigos. Y nunca dejan de sorprenderte.

Hace un par de años conocí a Aurelien. Un francés residente en Almería apasionado del arte del bonsai. Quizás todavía nos quede mucho camino por recorrer, pero seguro que lo haremos con ese tono de buen humor.

La cosa está en que de vez en cuando Aurelien trae a casa alguno de sus árboles para que le eche un cable en su formación o simplemente para que le ayude con algún "problemilla". En este caso, el problema en cuestión ha estado cerca de costarle la vida a uno de sus mirtos, pero todas las velas que hemos encendido y la magia del bonsai han logrado que volviese a salir adelante. Aunque ahora tendremos que rehacer por completo las ramas de este árbol.

Ayer vino a casa a recoger su mirto y me sorprendió con unas bonitas plantas de acento y hoy, con algo más de tiempo he querido presentarlas:



¿A que son bonitas?

Pues que sepáis que las kuramas las hace él con conchas que recoge de la playa cerca de su casa.

Manuel Porras Sanchez

6 comentarios:

  1. El mirto no se como será pero esas kuramas a base de conchas me han encantado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mirto ya lo presentaremos más adelante. Ahora está como decía aquella canción de Mecano...no me mires, no me mires..jajaja

      Eliminar
  2. Me siento muy halagado por esta entrada y feliz y orgulloso de tener tu amistad.
    Que grande eres. Muchas gracias
    Aurelien

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí Aurelien.
      Ahora a poner fuerte ese mirto y a empezar a formarlo como se merece!

      Eliminar
  3. No es la primera vez que veo plantas de acento en conchas. No siempre, pero en ocasiones se consiguen resultados interesantes. Ya nos mostrarás el mirto más adelante, cuando se haya recuperado.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que el uso de las conchas como base para las plantas de acento no es algo nuevo, pero como bien comentas, hay que saber darle el equilibrio y Aurelien le ha dado ese punto que hace que destaque.

      El mirto será protagonista más adelante. Ahora es su dueño el que debe seguir poniéndolo fuerte antes de empezar a rehacerlo.

      Un abrazo

      Eliminar

Gracias por participar en este blog! No dejes de hacerlo!

Instagram