Otro esqueje divertido

El año pasado Javi me regaló un esqueje que había sacado de una de sus Callicarpas japonica y durante todo el año he estado dejándola crecer a su libre albedrío con el objetivo de conocer un poco más la especie y sobretodo para poder disfrutar de la floración tan curiosa que tiene y de los frutos tan bonitos que suele desarrollar.

Pero llegados a este punto toca empezar a trabajarla.



En principio tenía clarísimo el diseño y el tamaño, ya que es una especie que crece muy lentamente y así poder disfrutarla en un tamaño mini. 

Javi me había dicho que es una especie que enraíza con facilidad y que emite muchas raíces. Y no está en lo equivocado!


Me encontré con algunas raíces gordas que eliminé y este fue el resultado después de la poda:


Y tras un buen rato viendo posibilidades de formación, me he decantado por probar a hacer una pequeña semicascada. A ver que sale...


Y el resultado después de plantar: Ahora a seguir formando esta pequeña callicarpa.


Un saludo a todos!

Manuel Porras Sanchez

4 comentarios:

  1. Es una planta con un fruto precioso, mucha suerte con ella.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Dani,
      Ya os iré contando su evolución poco a poco.

      Un abrazo

      Eliminar
  2. La verdad es que se trata de una especie muy llamativa, casi siempre ligada a pequeños tamaños en el mundo del bonsái. Ten cuidado con los pájaros que, si te dan con los frutos pueden dar buena cuenta de ellos. Me gustaba también el movimiento del primer tramo del tronco tal y como se ve en la foto inicial, yo tal vez hubiese tirado por ahí, aunque los árboles hay que verlos en vivo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La idea era aprovechar ese movimiento de la primera foto, pero al descubrir lo que había bajo tierra me encontré con un tramo recto muy dificil de disimular y de modelar. Así que, plan b!

      Un abrazo y feliz fin de semana!

      Eliminar

Gracias por participar en este blog! No dejes de hacerlo!

Instagram