sábado, 13 de febrero de 2016

Juguetes pequeños. Comienza el camino de un olmo

Todos los años intento sacar algo de material "yamadori" para tener proyectos nuevos y empezar a formar árboles desde cero. El año pasado saqué algunos esquejes de raíz de un grupo de olmos que encontré en una zona de Almería y después de tenerlos un año enraizando tranquilamente en maceta y sin más trabajo que agua y un poco de abono, toca el momento de empezar a trabajarlos más en serio y comenzar su camino en el arte del bonsai.


Suele pasar que cuando planto los esquejes no me acuerdo qué hay debajo de la maceta por lo que es muy importante trasplantar, en su debido tiempo, para poder empezar a diseñar correctamente el árbol.

En este caso, me he llevado una grata sorpresa porque el esqueje en cuestión tiene una serie de cualidades que me han enamorado y que hacen que este pequeño proyecto empiece con más ilusión todavía.


Quizás, el único defecto que he encontrado ha sido ver que sólo ha empezado a enraizar por una parte del tronco, por lo que habrá que tener cuidado especial a la hora de manipularlo y de situarlo en la maceta para no dañar las raíces.

Así que, manos a la obra, trasplantamos en su nueva maceta, fijamos bien para que no se mueva y nos quedamos solo con las ramas que van a empezar a formar el diseño del árbol. Y el resultado final es el siguiente:


Por ahora, dejamos reposar, que brote con energía y poco a poco iremos realizando más trabajos.

Y vosotr@s, ¿habéis empezado ya con los trasplantes

6 comentarios:

  1. Cuídalo. De esos es el único que queda. Es ya historia viva.

    ResponderEliminar
  2. Pues sí hemos empezado con los trasplantes por aquí, pero no a mucho gas. El año pasado he trasplantado muchos de los árboles de la colección y ahora, casi me dedico a los "perejiles" en exclusiva. Gusta mucho pelear con estos pequeños proyectos, debe ser que crean adición.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estoy también a medio gas. Solo esquejes y plantones, por eso de ir cogiendo ritmo.

      Un abrazo!!

      Eliminar
  3. Buen proyecto Manuel.

    Pues yo también había empezado a trasplantar y ahora viene un tiempo horrible. Y lo que es peor, hay árboles que no paran y siguen hinchando yemas, así habrá que seguir trasplantando y resguardando.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así estamos todos, trasplantando y resguardando los árboles. Y esta semana que se espera algo más fría...pues a dejar de trasplantar.

      Un abrazo!

      Eliminar

Gracias por participar en este blog! No dejes de hacerlo!