lunes, 14 de diciembre de 2015

"El Flojo" ya no quiere ser flojo

Hoy va a ser una entrada corta. Una entrada en la que más que hablar de bonsai quiero hablar de tiempo y paciencia.

Esta historia empezó hace ya algo más de un año. Un tratamiento mal dado puso en peligro la vida de uno de mis alcornoques y su crecimiento y formación se vieron frenados. Aquí podéis recordar esa entrada: Pincha aquí

Las decisiones que he ido tomando hasta el día de hoy han ido haciendo que el camino de este árbol vuelva a ser el adecuado. Hay que saber frenar nuestras prisas y respetar los procesos naturales.

Antes de irme a Alemania lo volvía a trabajar y quedaba así:


Básicamente, el trabajo hasta el día de hoy ha sido equilibrar fuerzas a base de pinzados selectivos y un programa de abonado adecuado en cada época del año. Hoy, salgo a ver los árboles y no puedo dejar de sonreir al ver que tanto trabajo empieza a dar sus frutos:


Y es que nuestra forma de vida a veces nos hace equivocarnos, tomar decisiones precipitadas que en la mayoría de las veces desembocan en fracasos.

Todavía falta más tiempo para terminar de formarlo, pero cada vez tiene más ganas de dejar de ser "el Flojo".

Quizás las culpables de esto sean estas pequeñas que se asoman de vez en cuando...


Un saludo a tod@s!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en este blog! No dejes de hacerlo!