jueves, 28 de mayo de 2015

Cuidado con lo que crecen!

Buenas!

En esta entrada os quiero enseñar cosas que pasan cuando se nos acumulan los trabajos en los árboles. Y es que llegados a este punto de la primavera, los árboles están a tope. Crecen sin parar y si encima los tenemos con un regimen de abonado alto y al sol, más todavía.

Es el caso de este mirto:


La última vez que lo trabajamos quedaba así: pincha aquí

Y dado que esta especie tiene unos crecimientos vigorosos, hay que tener cierto cuidado con ellos para evitarnos sorpresas.

Y es que en período de formación, y dado al rápido crecimiento que tienen estos árboles, el alambre nos puede jugar malas pasadas:


Y entonces, tendremos marcas de este estilo en las ramas:


En el caso de ramas jóvenes, este problema se puede solucionar dejando crecer la rama y evitando alambrar en la misma dirección para que el propio crecimiento del árbol disimule estas marcas y terminen por desaparecer. El problema es cuando estas marcas son muy profundas o cuando se quedan marcadas en ramas muy viejas. Por eso debemos estar pendientes del estado de los alambrados de todos nuestros árboles.

Ya puestos en faena, he vuelto a eliminar los brotes innecesarios y he retrasado otra vez la brotación con otra poda de formación. Esta vez el alambre ha sido colocado solo en aquellas ramas que anteriormente no se colocaron.


Y el resultado final de este trabajo ha sido el siguiente:


Espero que os guste y nos vemos en la siguiente entrada.


6 comentarios:

  1. Pues a mí me gusta ver a los árboles bien vigorosos, como este mirto en la primera fotografía. Claro que el problema de que se claven los alambres está ahí y hay que tratar de tenerlo controlado, pero la salud de la planta sigue siendo fundamental si queremos que nuestra planta tenga futuro.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Juan!

      Mantener a los árboles siempre con un vigor adecuado es señal de buena salud y es necesario para que el árbol pueda avanzar correctamente. Lo ideal es eso. Un buen cultivo es señal de que amamos el bonsai y de que sabemos lo que hacemos.

      La entrada va más bien enfocada a eso, a vigilar los crecimientos, sobretodo en árboles que están empezando a formarse para evitar cosas como la de los alambres.

      Un saludo y gracias por comentar

      Eliminar
  2. Estoy con Juan en lo del vigor. Sobre las marcas de alambre (exceptuando alguna que otra especie caduca) pienso que no es problema en plantas en los primeros estadios de formación, es más, a la larga esas marcas ayudan a dar caracter a las ramas.
    Me gusta tu mirto, tiene una buene base y seguro que sacarás un bonito árbol.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con todo lo que habéis dicho. El vigor es necesario.

      Una planta que no tiene una buena salud no debería nunca ser trabajada sin antes aprender a cultivarla.

      Es más, árboles que ya están "refinados" a un nivel muy alto, es recomendable de vez en cuando dejarlos "desmadrarse" para mantener esa salud que les caracteriza.

      Muchas gracias por comentar.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Como crecen los mirtos! Es una especie que me encanta por eso, son casi salvajes, jeje.

    Coincido con vosotros, da gusto verlos crecer así, es señal de la buena salud de la que gozan.

    Los alambres... a quien no le suenan esas marcas? Parece mentira que estemos todo el día encima de ellos y en un descuido "zas"! Marca a la vista.

    Muy buen árbol, ya sabes, con esta especie siempre encima.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Gracias Silvia!
    Y lo bien que huelen! Si es que lo tienen todo!

    Un abrazo para ti también

    ResponderEliminar

Gracias por participar en este blog! No dejes de hacerlo!