martes, 17 de marzo de 2015

Trasplantando un eleagnus

Ya empieza a subir la temperatura y los árboles empiezan a despertar de su merecido descanso invernal.

Llega el tiempo de los trasplantes y hay que empezar a trabajar más serio.

Esta vez le ha tocado trasplante a este eleagnus que lleva conmigo algo más de un año y durante este primer año he trabajado poco para que cogiese fuerza. El eleagnus lo adquirí en el vivero de Jaume Canals, un gran profesional de este arte al que os invito que conozcáis a través de su página: Pincha aquí

Este es el estado actual del árbol en cuestión:


Me apetecía ponerle una maceta elegante y empezar a formarlo disfrutando del conjunto. La ramificación primaria está bastante avanzada y por eso he decidido trasplantarlo a una maceta que destacase el conjunto en general y que mejor consejo que el de mi amigo Javier Gutierrez y de su amplia colección de macetas. Al final, nos hemos decantado por una Tosui con colores marrones muy bonita y que nos va a permitir trabajar el árbol y seguir formandolo mientras disfrutamos del juego que hace con la maceta en cuestión.

En casa de Javier realizamos el trasplante y un defoliado, dejando toda la brotación de este año para favorecer una recuperación rápida y poder seguir engordando ramas. 


Se nos hizo tarde y decidí continuar el trabajo al día siguiente en casa. Así que una vez terminada la jornada laboral y aprovechando el solecito de mi Almería, terminé el alambrado. Este es el aspecto actual del árbol


Aunque esté despeinado las ramas están colocadas donde interesan para seguir trabajando. 

Me despido de vosotros con una foto de la maceta, para que podáis ver lo llamativa que es.


Un saludo y nos vemos en la siguiente entrada!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en este blog! No dejes de hacerlo!