martes, 23 de septiembre de 2014

Fuerte y flojo. La evolución.

En el mes de junio os presentaba un par de alcornoques de mi colección a los que bauticé como fuerte y flojo por la brotación que habían tenido este año. Si queréis podéis ver la entrada pinchando en este enlace: Fuerte y flojo

Pues bien, pasado el calor del verano, y tras un régimen exigente de abonado, los dos han vuelto a necesitar un trabajo de pinzado y aclarado, esta vez algo más suave que el anterior, ya que entramos en el otoño, y aunque en Almería sigue siendo un clima muy agradable, no debemos arriesgarnos tanto y perder la fuerza acumulada durante este año.

Pues bien, el trabajo ya sabéis, eliminamos lo que no nos va servir y pinzamos el resto.

Empezamos con "el fuerte". Este alcornoque me tiene asombrado. El tamaño de sus hojas, la fuerza de sus brotaciones de una forma tan espectacular...Total, que me tiene loco!


Tras un rato con las tijeras en la mano, el resultado final es el siguiente:


En el futuro hay que seguir trabajando la rama de la derecha de la imagen para que madure un poco mas y la rama trasera para darle profundidad, así como seguir retrasando un poco la rama de la izquierda para que sea un árbol más compacto.

Y llega el momento que todos estabais esperando...el flojo. Acordaros que en la primera entrada tenía un problema derivado de un mal uso de abonos foliares que me habían ocasionado una pérdida de fuerza en la parte superior del árbol, haciendome hasta dudar sobre la continuidad del mismo. Se hizo un aclarado selectivo de las ramas más fuertes y se dejó el resto de brotes sin tocar para equilibrar fuerzas y este es el resultado:


En este caso he aprovechado para posicionar las ramas y pinzar de forma selectiva los brotes. Teniendo especial cuidad por donde paso el alambre, porque hay un montón de yemas latentes que son las que necesitaré la primavera siguiente:

Y el resultado final... En este caso es una idea de por donde va a ir el diseño de este alcornoque. Ahora hay que seguir con el plan de abonado y trabajando respetando los tiempos. Pero por lo menos, he conseguido no perder la parte alta, que hubiese sido un completo desastre.


Pues bien, ya podemos cambiarle el nombre, ahora son fuerte y tirillas, jejejeje. 

Un saludo a todos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en este blog! No dejes de hacerlo!