Preparando el invierno...si llega...

Pasadas ya todas las fechas festivas de la Navidad y con toda una cartera llena de propósitos y buenas intenciones, retomamos la actividad en el blog. 

Hoy os voy a hablar de las tareas que estoy haciendo en estos días, y es que aunque no tengamos crecimientos exagerados de brotes, existen un sinfín de trabajos que debemos seguir realizando en este período de letargo invernal. Aunque este año, lo del otoño e invierno por Almería está siendo un poco "de chiste".

Como a todo buen aficionado, los colores del otoño y la caída de las hojas es un momento mágico que nos regalan nuestros bonsais. En mi caso, dado que no puedo disfrutar de los colores rojos de los acer, tengo olmos y zelkovas que me regalan sus tonos ocres y amarillos, pero que este año y dado a las buenas temperaturas que estamos teniendo ha sido una mezcla entre hojas verdes que no terminan de saber que hacer y hojas que poco a poco van cayendo descompasadas. Por lo que llegados a este punto y dado que las previsiones climáticas son de un descenso más fuerte de temperatura en los próximos días he decidido "ayudar" a terminar la caída de hojas.


En estas especies es muy normal ver como el musgo crece y va ganando terreno a los troncos, pudiendo llegar a cubrir por completo todo el árbol y aunque a simple vista es bastante llamativo, estamos poniendo en peligro lo bonito de estas cortezas, ya que la humedad excesiva que aporta el musgo termina por pudrir esta madera y con el tiempo se desprende y perdemos ese aspecto de vejez que tanto ansiamos en nuestros árboles.


Para este trabajo y dado las propiedades de la madera he utilizado la pistola de agua, calibrando la potencia del chorro y con paciencia los resultados obtenidos han sido los esperados. Ya no queda musgo en los troncos.

Una vez eliminado el musgo y eliminadas las hojas que todavía quedaban en los árboles, ya tenemos los árboles listos para el descascanso tan merecido. En unos días alambraremos y podaremos, aprovechando que sin hojas vemos por completo la estructura de los árboles.


Y con el musgo que he quitado he aprovechado para hacer una bonita bola "kokedama". ¿Qué os parece?


Un saludo a todos y nos vemos en la próxima entrada!

Manuel Porras Sanchez

4 comentarios:

  1. Muy bien Manolo, yo tsmbien ayudo a algunas especies a otoñar. Lo de este invierno ya me parece preocupante. La naturaleza al final hará una selección con nosotros y nos eliminará como especie, el mundo seguirá. Un abrazo figura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es triste, pero es así. Estamos bajo un proceso natural que nosotros mismos estamos acelerando y lo que debería durar siglos empieza a mostrar su cara en un período de tiempo más corto. Es realmente preocupante.

      Esta semana se prevé una bajada algo más dura de temperaturas y algún que otro temporal de lluvia y eso puede ser el comienzo de nuestro invierno. En fin, es lo que nos ha tocado vivir.

      Otro abrazo para ti Salva.

      Eliminar
  2. Vaya guapos que has dejado a los pequeños.

    Da miedo el cambio climático que estamos teniendo, no hemos pasado frío ni aqui! Este año no he sacado los guantes aun, y creo que ya no los voy a sacar...

    En fin, disfrutaremos mientras podamos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si han quedado chulos y limpitos!

      Ayer leía que lo de este año viene propiciado por el fenómeno "El Niño". Habrá que ver que pasa de aquí en adelante.

      Me alegra volver a leerte por aquí Silvia.
      Un abrazo

      Eliminar

Gracias por participar en este blog! No dejes de hacerlo!

Instagram