martes, 16 de junio de 2015

Que no pare el ritmo! Seguimos con los ullastres.

Bueno, tenía trabajo atrasado así que el pasado fin de semana me tocó ponerme las pilas.

Este año, entre los árboles que tenía programado trasplantar se encontraba este ullastre que lleva conmigo bastante tiempo. Un árbol de un viejo amigo que pasó a formar parte de mi colección y que alguna vez que otra os lo he presentado ya en este blog.


Como podéis apreciar en la foto, aparecen algunas hojas amarillas.

Esta semana atrás, he recibido algunos correos con fotos de aficionados con olivos que presentaban estas hojas y todos pensaban que eran señal de enfermedad o de plaga. Para la alegría de ellos y de todos los que tenemos árboles del género Olea, es un proceso natural que ocurre todos los años en el que los árboles cambian sus hojas y para hacerlo deben "eliminar" las hojas más viejas. Vamos, es como un otoño en especies caducas.

Lo singular de este año es que debido a las olas de calor tan repentinas que hemos tenido, este proceso ha sido un poco más llamativo que otros años, por lo que nos hace ponernos en el peor de los casos y pensar que se trata de una plaga o enfermedad. Pues ya sabéis, es algo natural.

Como ya os he contado en otras entradas, ahora es buena época para defoliar el árbol y favorecer una brotación trasera y más compacta. Y a su vez, saneamos los brotes interiores. Por lo que vamos a ponernos manos a la obra antes del trasplante.



Ya lo tenemos listo para el trasplante.

En este caso, como vamos a trasplantar, me he descuidado un poco a la hora de eliminar las hierbas que aparecen en el sustrato, pero ya sabéis que debéis mantenerlas a ralla para evitar que se degrade la akadama y sobre todo, para que no os invadan todas las macetas!








Bueno, y el resultado final del trasplante ha sido el siguiente: Trasplante, poda y alambrado suave:


Ahora sol y agua y en cuanto veamos que empieza a moverse volvemos con el abono.

Ya sabéis que para llevar a cabo estos trabajos tan estresantes para el árbol debéis conocer la salud de vuestro árbol y estar plenamente seguros de que están fuertes para poder someterlos a estos trabajos. Nunca haremos un trabajo de estas características en árboles que tengan una salud débil.

Un saludo a tod@s y seguid disfrutando del bonsai!

2 comentarios:

  1. Algo no me cuadra en el diseño ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres libre de aportar tus ideas, adelante. Queda mucho por rehacer en este árbol y probablmente haya más de un cambio drástico.

      Ahora estoy en esa fase de "brain storming" y acepto sugerencias, críticas y propuestas.

      Eliminar

Gracias por participar en este blog! No dejes de hacerlo!