domingo, 14 de junio de 2015

El Grito. Un ullastre difícil

Hoy os voy a presentar un ullastre que compré hace cosa de un año. Me llamo la atención lo dramático de su madera y no pude resistirme. Estas fotos son del año pasado. De la tarde que lo recibí.


Lo primero, cuando compro un árbol es dejarlo aclimatarse a mi manera de cultivar y a mi clima, así que pasó a una de mis estanterías y lo dejé que creciese libre.

En una de mis visitas a la escuela de Erasmo, lo llevé para que me orientase en su formación ya que me empecé a dar cuenta que este árbol no iba a ser un árbol fácil. El árbol había crecido bastante y podíamos empezar a plantearnos el trabajarlo.


Estas fotos son de los dos frentes.

Frente 1: Sin duda, la madera es muy atractiva, rara y la conjunción entre la vena viva y la madera muerta es fabulosa, pero la brotación del árbol hace que la formación quede muy artificial, muy hacia adelante y todo queda separado. 






Frente 2: En este frente vemos más madera viva, pero la brotación se nos queda toda detrás, por lo que necesitamos formarlo de tal manera que las ramas envuelvan la madera muerta y se integre todo en un único conjunto. La madera muerta no es tan llamativa como en el otro frente, pero esconde también un montón de detalles que deben ser trabajados para resaltarlos.




Todavía era pronto para trabajarlo así que me dediqué a limpiar la madera y protegerla un poco. Mirad que detalles:



Llegada la fecha adecuada, el árbol se ha trasplantado y se ha trabajado para empezar a formarlo como bonsai. A ver que os parece.


Todavía le queda mucho trabajo, pero es un árbol raro y difícil con el que sin duda, voy a disfrutar bastante.

Y ahora la explicación del nombre: "El Grito". ¿No os recuerda un poco a esta célebre obra de arte llamada "El Grito"?


Pues de ahí viene su nombre! 

Un saludo bonsailovers!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en este blog! No dejes de hacerlo!