martes, 8 de abril de 2014

Ganas de vivir.

Hallo leute! O lo que viene a ser...Hola gente!

Que tal estáis?

Yo ya llevo una semana en Grossbeeren, y ya estoy disfrutando de las cosas que hay por aquí. Pero bueno, ya os iré poniendo fotos de árboles y plantas de por aquí.

Hoy os quiero hablar de otros árboles que he dejado en Almería.

Los qu seguís el blog, conoceréis que a primeros de año, llevamos a cabo con nuestra asociación una pequeña salida al campo para recuperar unos olmos que el dueño quería eliminar de su finca porque necesitaba pasar el tractor y los hijos de los olmos madre no le dejaban pasar bien y llevar a cabo las labores.

Como es amigo nuestro, le dijmos que si podiamos sacar algunos antes de su limpieza y nos dió permiso. Cuando volvió, se sorprendió con nuestro trabajo y nos dijo que podríamos ir cuando quisiesemos a seguir limpiandole la finca...jejejej. Pero bueno, eso no es lo que os quería contar.



Resulta que yo me traje 2 piezas. Las dos piezas tenian un aspecto muy llamativo, por sus huecos naturales en la madera y por tener bastante madera cuarteada. Efecto que le da vejez al bonsai cuando ya lo tengamos más formado. Una vez en casa, lo primero que hago es rehidratar los árboles y eliminar por completo los restos de tierra. A su vez podo con cuidado lo que sea demasiado largo o lo que esté muerto y no me vaya a servir en su diseño futuro.


 Mientras estan un par de horas en agua, aprovecho para preparar las macetas de entrenamiento, con sus rejillas, su akadama y sus cosicas.

La akadama que suelo emplear es una mezcla de fracciones mas gruesas de lo normal para favorecer la aireacion del sustrato.


 
El más pequeño lo pasé al invernadero de los shohines y el grande, como no cabía, lo metí en una bolsa de basura. Y me olvidé de ellos.
Ha pasado el invierno. Y con la llegada de las buenas temperaturas y mi viaje, decidí abrir la bolsa y el invernadero para ver como iban estos pequeños. Y esta ha sido la sorpresa:


Todavía es pronto para tirar cohetes. Muchas veces, los olmos recuperados brotan de reserva y no salen adelante por empezar a trabajarlos. Este año, solo los voy a dejar crecer y a partir del año que viene empezaré a trabajarlos.
Ahora están en casa de Javi, para darles mucho cariño...O por lo menos eso espero! jijijiji.

Un saludo amigos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en este blog! No dejes de hacerlo!