viernes, 10 de julio de 2015

Meikiri

Recuerdo cuando empezaba a adentrarme en este arte, leí por ahí que en los meses de verano los árboles no tenían trabajo. Si acaso, quitar alguna mala hierba y poco más.

Con el paso del tiempo y cuando te vas dando cuenta de todo lo que engloba este arte, te das cuenta que en verano, al igual que el resto del año, siempre hay algo que hacer. Y no solo regar y quitar malas hierbas. Son muchas las tareas a las que nos enfrentamos y que deberemos llevar a cabo si queremos que nuestros árboles estén sanos y sigan su camino en la formación como bonsai.

Y después del tiempo de los ficus, llega el tiempo de los pinos. Esta especie siempre me ha dado respeto y miro "inquieto" su calendario de actividades porque sus tareas son algo más delicadas que el resto de tareas y hay que tener cierto cuidado a la hora de llevarlas a cabo. 

En estas fechas, podemos decir que es el tiempo del meikiri. Y ¿qué es el meikiri? Pues así, en plan bestia, el meikiri es una poda de la brotación joven para inducir una segunda brotación, más compacta y que nos permita seguir con el diseño de nuestros pinos. Es decir, cortamos las agujas que brotaron hace unos meses y nos volvemos a quedar con la aguja vieja del año pasado para que vuelvan a aparecer brotes nuevos que serán los que trabajaremos más adelante.

Pues bien, el meikiri, es una de las técnicas que más respeto me da, por lo que siempre que puedo intento llevarla a cabo con la ayuda de Javi, ya que el tiene pinos desde hace tiempo y mientras que yo sigo tembloroso con las tijeras, él sabe lo que hace y me da confianza.

Ayer, después de las horas más calurosas de esta Almería nuestra, me pasé con el pino por casa de Javi y amablemente, me ayudó a llevar a cabo esta tarea. Os presento el estado del pino:


Para llevar a cabo esta técnica, es necesario ir sin prisas, primeramente vamos a eliminar aquellas agujas que no se retiraron anteriormente y que están situadas hacia abajo, con el fin de conseguir una visión limpia de las ramas.


Para llevar a cabo esta tarea nos ayudaremos de unas pinzas e iremos con paciencia y cuidado, retirando una a una las pinzas que consideramos que no están bien situadas.

Posteriormente, empezaremos la tarea del meikri. En estas imagenes os muestro el brote, una vez que ya se ha alargado tras la brotación de esta primavera y que deberemos retirar para quedarnos con las agujas más viejas y favorecer la segunda brotación:




Y así, poquito a poco, vamos haciéndolo en todo el árbol. Si vemos que alguna de las velas de este año no han alargado lo suficiente, deberemos eliminar cuidadosamente las agujas de la punta y dejar algunas agujas de las de este año junto a la aguja vieja.

Poco a poco el árbol va tomando forma:


Y al final del trabajo, el pino luce tal que así:


Por último, una recomendación: A la hora de meter la tijera para cortar los brotes, es mejor hacerlo de manera que entren cerradas. Así, evitaremos cortar agujas que no queramos cortar y seremos más precisos a la hora de llevar a cabo esta tarea.

Un saludo a tod@s! Y feliz fin de semana!

2 comentarios:

  1. muy bueno me gusta toda la información proporcionada al respecto, gracias x compartirla, un fuerte abrazo. saludos RUBEN OMAR COELHO COSTA

    ResponderEliminar

Gracias por participar en este blog! No dejes de hacerlo!