El descanso del guerrero

Aunque parezca mentira, en Almería seguimos teniendo un clima que hace las delicias de los que vivimos aquí. No termina de llegar el frío, pero poco a poco se va notando como quiere hacerse un hueco. 

Los que conocemos un poco nuestro clima, podemos esperar que pase lo de todos los años. Enero y febrero nos sorprenderán con temperaturas más frías de lo normal y la primavera tarde en llegar. Es decir, todo se atrasa y esto hace que debamos tener cuidado con las planificaciones de los trasplantes de primavera, pero bueno, eso es "pal año que viene".

En estas fechas, en las que notamos como se van frenando los árboles, me gusta quitar los alambres de todos los árboles que fueron alambrados a finales de agosto y así dejarles un reposo más "placentero" para poder darles caña el año que viene. Aprovecho también para eliminar cualquier brote mal situado, pero eso sí, no le doy mucha caña a los árboles porque es un tiempo en el que están más "delicaos" de lo normal.

Hoy quiero haceros hincapié en la forma de quitar el alambre. Sé que para muchos esto es algo más que sabido, pero hay muchas personas que utiliza los blogs como punto de inicio en este arte y es verdad que existen miles de explicaciones de como hacer un alambrado correcto, pero muy pocas de como desalambrar.

Como podeis ver, el alambre ha sido colocado en esta rama para darle algo de movimiento y formar la ramificación del árbol. Ahora es momento de quitar el alambre por varios motivos, el primero por lo que he dicho del descanso, el segundo, porque hay que evitar que el alambre termine por clavarse en las ramas debido al crecimiento de las mismas.


Lo primero que se nos viene a la cabeza es coger el alambre por la punta y "desenroscar" para poder sacarlo de la rama y poder "reutilizarlo" en otros alambrados.

Esto no es correcto. No por el hecho de "ahorrar", sino porque podemos provocar lesiones en la rama, rotura de brotes e incluso podemos terminar por romper la rama si, como en esta época, no son flexibles.

  Aquí podeis ver la marca de alambres de un anterior alambrado en el que se me paso el tiempo. Para que veais, que antes de cura hay que ser monaguillo! 


Y aquí la forma de quitar el alambre. Con la herramienta adecuada, deberemos ir cortando tramos del alambre con cuidado de no cortar la rama y así ira desprendiendose de una forma fácil.

  Aquí podeis ver algunos tramos del alambre.


Y mientras yo sigo quitando alambres, os dejo con este video en el que os quiero enseñar lo bonita que es Almería. Así os animaís a hacer una visita a la gente de bonsai oriente! jejejeje


Un saludo a todos!

Manuel Porras Sanchez

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en este blog! No dejes de hacerlo!

Instagram